Osho

Cuentan que una vez estaba buscando un jardinero para cuidar sus rosas.

A él le gustaba participar de un certamen que premiaba al ejemplar más bello, ya que consideraba que esa competencia era injusta porque siempre premiaban al dueño del jardín y no al jardinero.

Las últimas veces había ganado un militar y Osho tenía curiosidad por saber cuál era el secreto de ese jardinero, así que un día fue a su casa y le preguntó.

Él le dijo que el secreto es elegir el botón más bonito y cortar todos los demás, porque el rosal tiene una cantidad limitada de savia y si los dejamos a todos ninguno recibirá la cantidad necesaria para lograr su máximo esplendor.

Extraidos del libro "Los secretos de los campeones" de Roberto Shinyashiki.

Si utilizamos esta experiencia como metáfora, podríamos decir que el jardinero de nuestra vida somos nosotros, y elegir el botón más bello sería priorizar nuestros objetivos más importantes.

Cortar todos los demás, sería desentendernos de todo lo que nos distrae diariamente de ellos por lo tanto, la savia sería nuestro tiempo y nuestra energía que es limitada.

Si nos enfocamos y ponemos toda nuestra energía y atención, es posible que nos acerquemos mucho más a nuestros objetivos que si nos distraemos.